Con solo nombrarlas, la mayoría de los argentinos pensamos en un viaje por las sierras. Las colaciones, junto con los alfajores regionales, forman parte de una especie de mandato folclórico: quienes vacacionan en Córdoba no pueden regresar si no lo hacen con alguna de estas delicias como regalo. Lo que muchas veces nos olvidamos es que no hay ninguna ley que nos prohíba hacerlas en casa. La elaboración es de lo más sencilla y los ingredientes son tan básicos que seguramente ya los tenemos en casa. La siguiente es la receta que recomienda la pastelera Silvia Barredo en su libro 'Pastelería argentina. Tradicional y moderna'.

 

  

Ingredientes

Para la masa

- 300 g de harina leudante

- 9 yemas

- 3 cdas de ron o alguna bebida blanca

- 3 cdas de agua

- 20 g de manteca

- 1 cdta de sal

- 1 cdta de azúcar

 

Para el relleno

- 1 kg de dulce de leche repostero

  

Para la cobertura de glasé

- 1 clara

- 250 g de azúcar impalpable

- agua caliente c/n

- opcional: nueces y chocolate

 

Preparación

  1. Combinar todos los ingredientes de la masa en una procesadora de alimentos hasta lograr una masa homogénea. Dejar reposar 1 hora
  2. Estirar con palo de amasar y cortar tapas de 5 cm con un cortante redondo (para lograr la forma ovalada característica, estirar de dos costados opuestos en cada disco usando los dedos). Cocinar en horno moderado durante 5 minutos
  3. Cobertura: batir la clara con el azúcar impalpable y luego agregar un poquito de agua caliente
  4. Armado: colocar el dulce de leche en una manga y disponer un poco sobre cada tapa. Luego bañar con glasé. Para terminar, una buena opción es decorar con hilos de chocolate y nueces tostadas.