Churros fáciles rellenos con dulce de leche

Dificultad Fácil 90 '

Crocantes, sabrosos y muy fáciles de hacer en casa. Una receta estupenda para las tardes de invierno

Esas tardes frías en las que no queremos movernos de casa pero tampoco perdernos de probar algo rico y especial son el escenario perfecto para hacerlos. Es que los churros, además de ser ideales para acompañar un chocolate caliente o unos buenos mates, requieren unos ingredientes tan básicos que seguro ya los tenés todos en la alacena. Solo falta que te decidas y sigas los pasos de esta receta súper fácil!

 

Ingredientes

- 250 ml de agua

- 1 pizca de sal

- 250g de harina (cualquier tipo)

- 50 g de azúcar

- Aceite para freir

- Dulce de leche

 

Preparación

  1. Hervir el agua con la sal. Tamizar la harina dentro de un bowl. Hacer un hueco en el centro, verter el agua hirviendo, revolviendo con cuchara de madera hasta obtener una masa espesa y homogénea. Dejar reposar una hora en un lugar fresco
  2. Calentar el aceite a 180° C
  3. Colocar la masa en una manga pastelera con boquilla rizada Parpen N°1M (podemos hacerlo sin boquilla, pero va a quedar un churro liso)
  4. Dejar caer en el aceite tiras de masa de unos 10cm de largo (se puede utilizar una tijera para cortarlos), haciéndolo en forma paulatina para que los churros no se peguen. 
  5. Una vez dorados, retirar y escurrir con papel absorbente. Introducir el dulce de leche con una manga, utilizando una boquilla de relleno, primero de una punta y luego de la otra (por mitades). Si hacemos esto la receta ya no es vegana ni libre de lactosa, pero el dulce de leche se puede reemplazar por mermelada.
  6. Espolvorear con azúcar y servir 

 

 

¿La hiciste? Compartilo en las redes sociales con el hashtag #CocinaConValentino ;)