Hace un tiempo estuve en Londes, en donde Jamie Oliver, además de tener varias cadenas de restaurantes, tiene un taller en el que se dictan clases prácticas de cocina llamado Recipease. Y yo no me pude resistirme a ninguno de los dos.

 

En  el taller tomé una clase de panes especiales. Recipease está ubicado en el barrio de Notting Hill (el mismo de la película), así que fue ideal para asistir a la clase y después pasear por los locales de venta callejera típicos de la zona.

  

 

El taller tiene en el centro del salón las mesadas donde se dictan las clases y los alumnos cocinan. En las mesas de alrededor la gente puede sentarse a tomar café o comer... al principio es raro que te miren mientras cocinás, pero después resulta divertido!

  

  

 

También se pueden comprar panes, tartas y foccacias para llevar... el lugar impecable, y la comida que hacen también.

 

 

Ahora sí, vamos a hacer lo prometido...

 

Qué es la focaccia?

Es un pan típico de la cocina italiana, está muy relacionado con la pizza porque tiene una masa similar y una forma plana, aunque más gruesa. Normalmente se lo cubre con hierbas, olivas, tomates cherries y sal gruesa y es ideal para picadas, entradas o una buena canasta con varedades de pan.

 


 

Ingredientes

  
Para la masa

  • Harina 000 - 800 Grs. (y extra para el amasado)
  • Semolín - 200 Grs
  • Levadura fresca - 50 Grs.
  • Sal - 1 cda.
  • Azúcar - 1 cda.
  • Agua tibia - 600 ml.
  • Aceite de oliva - 100 ml.

 

Para cubrir

  • Aceite de oliva extra
  • Sal Gruera
  • Hierbas a elección
  • Aceitunas y/o tomates cherries

 

Preparación

 

Primero hacemos el fermento con la levadura, una parte del agua tibia, el azucar y una cucharada de harina, hasta que comience a hacer burbujas.

 

  

Luego disponemos las harinas y la sal en un bowl grande y hacemos un volcán en el centro. Allí vertemos el fermento, el aceite y el agua tibia e incorporamos todo suavemente con un tenedor o un cornet.

  

 

Una vez que están incorporados (que puede demorar un minuto) comenzamos a amasar con fuerza y buen ritmo por unos cinco minutos, o hasta que obtengamos una masa lisa, eslástica y suave.

 

  

Llevar la masa a un bowl con un poco de aceite, espolvorear con muy poco semolín, cubrir con un repasador y dejar reposar en un lugar tibio por unos 30 minutos o hasta que duplique su tamaño.

  

 

 

Mientras dejamos leudar, encendemos el horno y precalentamos a 220°C (alto) y nos disponemos a preparar los ingredientes para cubrir la focaccia.

 

Mi prefreido: ajo granulado en un molinillo para dosificarlo mejor.

  

Para cocinar la focaccia, tenemos que disponerla en una placa de horno que tenga aceite de oliva y estirarla suavemente hasta que la cubre por completo. No hace falta que sea con un palote, puede hacerse con la punta de los dedos, sólo hay que tener cuidado para que no quede agujereada.

 

 

Una vez cubierta la placa agregamos los ingredientes para cubrirla, rociamos con aceite de oliva y espolvoreamos con un poco de sal gruesa a gusto.

 

 

Tenemos que dejarla reposar nuevamente cerca del horno por 20 minutos y la llevamos al horno por otros 25, hasta que está dorada y suave en el centro.

 

  

 

Ahora sólo debemos dejarla reposar y enfriar y ya va a estar lista para disfrutar!

 

 

Si la querés freezar, debés hacerlo mientras se encuentra tibia, porque es la mejor forma de que conserve la humedad.

  

Contanos cómo te fue en las redes sociales con el hashtag #CocinaConValentino

Éxitos!

Más recetas de Jamie Oliver en español: www.jamieoliverenespañol.com